Entrevista al Lic. Carlos Carcheri sobre la Campaña : “Más y mejores espacios públicos para las personas.”

Se estima que en las 237 ciudades existentes a nivel nacional el déficit de “área verde” asciende a 140 millones de m2, lo que equivale a un faltante de 6.6 m2 por cada habitante si se toma como referencia el estándar mínimo atribuido a la Organización Mundial de la Salud, 9 m2. El promedio nacional es de 2.4 m2 por habitante.

Se consideran espacios residuales, un tema estético o de adorno de las ciudades o propio de los distritos con mayores recursos económicos. Incluso, a pesar de ser un servicio público por el cual se cobran arbitrios,  se podría decir de manera general que no forman parte de la agenda política  en los tres niveles de gobierno ni de la agenda pública. La mirada está puesta en otros temas: seguridad ciudadana, transporte público, residuos sólidos, contaminación. Temas importantes pero no los únicos, es más, los espacios públicos para las personas están íntimamente relacionados con estos.

Los espacios públicos para las personas (EPP) son fundamentales para la mejora de la calidad de vida de las personas, sociedad y ciudades. Recientemente, año 2015, la comunidad internacional, 193 países -incluido Perú- junto con un gran número de actores de la sociedad civil, la academia y el sector privado, los ha incorporado en la Agenda 2030,  Objetivos para el Desarrollo Sostenible como parte del Objetivo Ciudades y comunidades sostenibles, Meta 11.7 “De aquí al 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad”.

Se definen los EPP como aquellos lugares abiertos de naturaleza jurídica pública y libre acceso en la que cualquier persona tiene derecho a estar, usar, disfrutar de manera gratuita  con fines de movilidad peatonal y recreación lúdica, deportiva, contemplativa y cultural (educativa, conmemorativa). Son de todos y todas. Satisfacen necesidades de consumo colectivo, no se construyen para unos sino para muchos. Son lugares de encuentro, socialización, contacto y relación entre las personas. Sitios ideales para el despliegue de la imaginación, la animación urbana y el desarrollo de experiencias recreativas.

Los EPP contribuyen a satisfacer necesidades humanas fundamentales (movimiento, recreación, descanso,  pertenencia, respiración, seguridad, autorrealización) como  favorecer la integración social, posibilitar el desarrollo de actividades recreativas, facilitar la movilidad peatonal, proteger y regular el ambiente urbano, mejorar el paisaje e imagen urbana y promover  la salud física y mental.

La campaña “Más y mejores espacios públicos para las personas”

En este contexto, el Instituto Terramar ha elaborado y viene desarrollando una campaña de bien público denominada “Más y mejores espacios públicos para las personas”. El concepto “espacios públicos para las personas” supera al de “áreas verdes” que tradicionalmente se asocian con la presencia de vegetación (árboles y jardinería) y considera, además de los parques, jardines y plazas, las veredas, calles peatonales, escaleras, alamedas, plazuelas, campos deportivos, bosques, ríos, lagos-lagunas, humedales, playas, cerros, lomas; estos últimos, ubicados dentro, cruzan o colindan con la ciudad.

Objetivo y propósito de la campaña

La Campaña tiene como objetivo el “Contribuir a reducir el déficit cuantitativo y mejorar las condiciones generales de los espacios públicos para las personas” y el propósito de “posibilitar que las personas puedan ejercer su  pleno derecho a disfrutar del tiempo libre, el descanso, tránsito, recreación y conmemoración al aire libre independientemente de su edad, género o condición”.

Estado de situación y alcances de la campaña

Esta se viene desarrollando en dos fases. La primera se llevó a cabo durante el año 2017 y concluyo con la publicación digital del libro  “Espacios públicos para las personas: Orientaciones para la formulación de políticas” que fue presentado el día 13 de diciembre pasado en ceremonia realizada en el Congreso de la República. La publicación se puede bajar gratuitamente desde la página www.institutoterramar.com

La segunda, se viene llevando a cabo en el presente año con el desarrollo de las siguientes actividades:

  • Observatorio de los espacios públicos (revista digital de naturaleza técnica, acceso gratuito y periodicidad trimestral). El primer número está disponible en nuestra página web.
  • Concurso nacional de buenas prácticas en espacios públicos para las personas (periodicidad anual y carácter honorífico). Las bases preliminares están publicadas en nuestra página web.
  • Investigación pura y aplicada para el planeamiento, diseño, implementación y gestión, de los espacio púbicos para las personas (formulación de iniciativas o pedido de parte)
  • Promoción y ejecución de espacios públicos participativos como desarrollar acciones de comunicación persuasiva en torno a la valorización, importancia y uso de los mismos (formulación de iniciativas o pedido de parte)

Actividades articuladas, complementarias y sinérgicas entre sí que se desarrollarán con la colaboración de empresas e instituciones públicas y privadas.

La Campaña está dirigida al Gobierno nacional, municipalidades y gobiernos regionales, población usuaria y potencialmente usuaria, población organizada, empresas e instituciones públicas y privadas, sociedad civil, medios de comunicación social, academia, profesionales, organismos cooperantes.

Video reporte & foto.- Javier Espichán Gambirazio

Share This